Privilegiados

Lo reconozco; soy un privilegiado.

Hoy me he levantado sabiendo que saldría a correr, pero como la mayoría de las veces solo tengo una vaga noción de hacia dónde voy a ir, terreno, tiempo, distancia. Al final he salido con una barrita y botella de agua y lo que habían de ser 2h por caminos han acabado siendo 30 agradables kms y 2h40’.

Nos levantamos cada día y quien más quien menos “calificamos” preventivamente ese dia en función de las obligaciones: Trabajo, familia, compromisos, deporte… Curiosamente la percepción inicial de la mayor parte de la gente es negativa. Si nos parásemos a pensar un poco en aquellos que realmente tienen motivos para lamentarse y estar cabreados (¡y que después son los que nos dan lecciones de cómo aprovechar el momento!) aprenderíamos a valorar más aquello que tenemos y no aquello que anhelamos.

¡Carpe diem!…Y ya puestos, ayudemos a que los que no tienen nuestra enorme suerte, puedan mejorar su situación. Y para ello, necesitamos que paséis por aquí y pongáis vuestro granito de arena.

¡GRACIAS!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s